martes, 25 de febrero de 2014

Desanimo



Un enanito se encontraba muy triste, ya que el hada que vivía junto a él, permaneció durante algunos meses, muy enferma, esto le mostraba triste y un poco decaído, Fili llamada así el hada, se daba cuenta de el aspecto de Chopi, comentándole que no se preocupara que las cosas mejorarían, pero para el enanito era un poco difícil de entenderlo.
               Por la noche a aquel enanito se le apareció una diminuta luciérnaga, pero realmente despampanante y hermosa, Chopi si que asusto, pero de inmediato la Luciérnaga asevero:

¾¡Tranquilo! No quiero espantarte, solo quiero decirte algo esta noche.
Chopi, confundido,:
¾¿Decirme algo? ¿Qué cosa?
La luciérnaga comenta:
¾He visto tu ferviente esfuerzo por ayudar a Fili, pero si te sigues mostrando tan triste, no conseguirás que ella mejore, ¡fíjate! Llevas meses dándole medicinas, infusiones, plantas, y no mejora, ¿Por qué mejor no le das la medicina de tu alegría? Estoy segura que ella mejorara.
Chopi, se quedo en silencio, y contesto:
¾Tienes razón he estado muy entregado a mi pensamiento que Fili, estará y enferma y no mejorara, conseguiré que las cosas mejoren.

En días próximos, Chopi, cambio su actitud, esto genero en Fili, una buena motivación para mejorar, al ver a Chopi, tan contento.

Dirían los médicos “lo inmune hizo de las suyas”, pues si, Fili consiguió mejorar considerablemente, y sus alitas pudieron tener otra vez la fuerza para volar.

Sin duda el desanimo suele ser difícil inhibirlo, pero no, si buscamos el modo de hallar la solución, a ello que solemos decir “es imposible”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario